Peña Federación Vélez Sarsfield de Hattrick

Peña Federación Vélez Sarsfield de Hattrick

1042 358 157

ZAFAR Y NADA MÁS

Rodrigo Javier Martínez, 19-04-2018
Es difícil describir el partido sin caer en sensaciones, un lugar muy común en el que caigo para analizar los partidos de Vélez. Primero porque soy hincha y segundo porque no soy periodista. Pero la realidad es que me quedo con la imagen del post final. No me quedo con el aliento incesante de la multitud que una vez mas copó el Amalfitani, no me quedo con lo estratégico futbolístico, no me quedo con el punto y el zafar un año más. Me quedo con la salida, me quedo con ese peregrinar de cabezas gachas que no festejaba escaparle al descenso un año mas, me quedo con esa marcha cauta de saberse en el barro sin cambios, me quedo con el caminar apesadumbrado de tantos hinchas que sienten que, una vez más, volveremos a sufrir, y sin el ídolo quizás.
A Vélez lo salvaron los cuatro descendidos. Arsenal, Olimpo, Temperley y Chacarita se fueron sin luchar, abandonaron la batalla ya hace mucho tiempo y ese aliciente no le permitió a Vélez jugar con la tranquilidad de la tabla, no pudo acomodarse, ni siquiera pegar la racha que todo desahuciado pega en algún tramo del torneo. Vélez fue un corso que luchó contra sus propios fantasmas, contra la presión de la gente que perdió paciencia y tolerancia por la sumatoria de tanto pesar. Vélez no llegó a su objetivo, quizás si al primero y más inmediato que era zafar, pero lejos esta de estar salvado y cómodo, y para eso tiene 5 partidos claves de cara a lo que se viene.
Futbolisticamente el análisis no tiene muchas aristas. No se puede encarar un partido de primera división jugando, solamente, 30 minutos. Y para entender el partido, y la sentencia anterior, podemos dividirlo en tramos. Primeros 5 minutos partido de soltero contra casados sin posicionamiento ni medio, palo a palo. Del minuto 5 al 35 paseo de Vélez con presión alta y jugadas de gol. La culminación del dominio fortinero se coronó con la joyita de Mauro y el Monito, vértigo en estado puro con precisión y agresividad, el sueño del técnico. En los últimos 10 minutos de primer tiempo la visita emparejó el trámite y terminó siendo superior. El segundo tiempo no tuvo divisiones, fue todo de San Lorenzo. Vélez se replegó mal y cansado y le permitió a los de Boedo/Almagro/Bajo Flores/etc dominar a su antojo y generar situaciones de gol a montones donde nuestro querido Fortín se salvaba milagrosamente. La suerte termino a los 24 cuando tras un horror defensivo de, al menos, 4 jugadores de Vélez, el visitante llego al gol de la mano del hábil Barrios. Diez minutos mas tarde, en otra obra maestra del terror defensivo, Reniero ponía el segundo. Vélez tenía la guardia baja, no tenia aire, no tenia piernas para reaccionar y sumado a los insólitos cambios solo quedaba esperar que los 10 minutos que faltaban pasen sin pena ni gloria, porque se sentía en el aire, a pesar del aliento continuo, esa sensación que no lo levantábamos ni con una pala mecánica. Pero el Gringo tiene aura, tiene a la Diosa Fortuna de su lado y Delgadillo, jugando a pierna cambiada, encaró al lateral azulgrana, tirando un centro rasante que, cuando no, el Monito Vargas cambiaría por gol a solo dos minutos del final. Y casi lo ganamos con una de Bouzat, pero ya habíamos tentado demasiado a la suerte con un empate que, a mi entender, no merecíamos con rendimientos individuales muy bajos y rendimientos colectivos aún peores.
Sin resto físico para bancar la idea del técnico, sin jugadores de jerarquía para sostenerlo (solo el alma del tridente salvador), sin puntos que respalden su gestión, Heinze hoy encara estos 5 partidos, ya sin riesgo de descenso, pero con el urgente objetivo de sumar y poder encarar el torneo que viene con algo del aire que venimos reclamando hace tantas temporadas. Porque nadie quiere que renuncie, nadie, al menos de buen corazón fortinero, quiere otra crisis mas en Vélez. Eso si, que el inodoro vaya al baño y la cama a la habitación, basta de inventos y pruebas. Vélez necesita puntos como el hincha necesita el aire para respirar, y dejar de sufrir el vivir ahogado. Aire y puntos, nada mas.

00354 d49c095f04