Peña Federación Vélez Sarsfield de Hattrick

Peña Federación Vélez Sarsfield de Hattrick

1043 372 248

QUE DIFICIL

Rodrigo Javier Martínez, 18-02-2019
Que difícil es ser Vélez.
Desde lo institucional hasta el plano futbolístico, ser Vélez hoy es un dolor de cabeza para el hincha más visceral hasta el dirigente mas pensante.
Desde el viernes, y arrastrando fallos polémicos, Vélez es un sinfín de problemas. Posibles sanciones, allanamientos, intacautación de banderas, pintadas, policías por doquier. Mientras otros clubes son manejados por operadores políticos y beneficiados por doquier por cualquier medida arbitraria u omisión benévola, Vélez paga siempre los platos rotos de una actualidad hipócrita y sinsentido.
Pero el fútbol no pudo evitar ser ajeno a esto y se sumó a la angustia general. A pesar del comienzo alentador con la asistencia hermosa del Mono y la llegada al fondo de de De la Fuente que terminó en gol, Vélez no supo cambiar esta ventaja en alegría para su gente. Todo empezó a los 33 minutos cuando Cufré, increíblemente y fuera de todo contexto, planchó a un rival y se ganó la roja. A partir de ahí el incansable dominio fortinero se convirtió en incertidumbre y un esfuerzo vacuo en tratar de mantener la ventaja. No ayudó el Gringo con los cambios y no ayudó la linea de 5 que mantuvo durante todo el partido. El medio no supo ocupar espacios y se vio desbordado por los famélicos intentos santafesinos. Era un partido ganable con uno menos, pero todos hicieron el esfuerzo necesario para que el Sabalero llegue al empate, incluso el Gran Capitán que con una falta tonta le dio la gran chance al visitante de empatar. Chance que el Pulga cambió por gol y le regaló a Colón un punto que no merecía con 10 y mucho menos con 11. Ojo siempre resaltamos algo: los jueces contra Vélez nunca dudan, bien o mal siempre nos aplican, pero a favor parecen disléxicos.
Más allá de los errores seguimos confiando en el criterio del DT, y en la maduración de un plantel joven que aún puede pecar de sus pocos años. Pero debemos mejorar rendimientos individuales y principalmente potenciar algunos puestos que seguimos sin cubrir.
Pero quizás el fútbol sea lo de menos. Mientras nosotros nos preocupamos por un punto de local, algunos se empecinan en seguir molestando a un Vélez que ya no es lo que era. ¿Seguimos molestando por coherencia e historia? ¿Exponemos con una gestión social los deseos de lucro de otros? ¿Estamos en las antípodas de un negocio que les cierra a los grandes mercaderes? ¿Somos el ejemplo de muchos clubes que no quieren rendirse ante lo anónimo? Con falencias y virtudes Vélez molesta, por eso... que difícil es ser Vélez.

00408 28d8f93e2b